Saltar al contenido

Alergia al moho: como se manifiesta y como prevenirla

Cómo reconocer la alergia al moho y cómo se puede solucionar.


Si tiene síntomas alérgicos que ocurren durante varias temporadas y tal vez reina la humedad en su hogar, sepa que puede ser alérgico al moho u otros hongos.

El moho puede crecer y vivir en cualquier lugar y tratar de eliminarlo incorrectamente puede dispersar las esporas en el aire, causando numerosos daños a la salud (lea los riesgos del moho en el dormitorio).

Es un organismo que se diferencia de las plantas o los animales en la forma en que se reproduce y crece. Las “semillas”, llamadas esporas, viajan por el aire; algunos de estos se propagan con un clima seco y ventoso, mientras que otros se propagan con niebla o rocío cuando la humedad es alta.

La inhalación de las esporas provoca reacciones alérgicas en algunas personas, cuyos síntomas son más frecuentes en el período de julio a principios de otoño.

Pero el moho crece en muchos lugares, tanto en interiores como en exteriores, luego Las reacciones alérgicas pueden ocurrir durante todo el año.

Aunque existen muchos tipos de mohos, solo unos pocos causan reacciones alérgicas en los seres humanos. A diferencia del polen, los mohos no mueren con la primera helada de invierno, pero la mayoría permanece inactiva durante los meses más fríos.

En primavera, los mohos crecen en plantas muertas por el frío, especialmente en áreas húmedas. En el hogar, sin embargo, el moho se encuentra a menudo en lugares húmedos como las paredes del baño, la cocina, el dormitorio y el sótano.

¿Cuáles son los síntomas de la alergia al moho?

síntomas de alergia al moho en los niños

Los síntomas de la alergia al moho son muy similares a los de otras alergias, como estornudos, picazón, secreción nasal, congestión, sequedad y descamación de la piel.

Los mohos al aire libre pueden causar síntomas de alergia en verano y otoño (o durante todo el año en algunos climas).

Los mohos internos pueden causar síntomas de alergia durante todo el año, a medida que las esporas penetran en la nariz y causan síntomas de fiebre del heno; también pueden llegar a los pulmones y provocar asma.

Estos síntomas son causados ​​por una sustancia química liberada por células alérgicas en la nariz y los pulmones.

A veces, la reacción ocurre de inmediato, mientras que en algunos casos esta alergia puede causar síntomas tardíos, lo que lleva a congestión nasal o empeoramiento del asma con el tiempo.

Los síntomas a menudo empeoran si permanece en una habitación húmeda o mohosa durante mucho tiempo, por ejemplo, si descuida los problemas de humedad en el dormitorio.

En raras ocasiones, algunos pacientes pueden tener una enfermedad más grave llamada aspergilosis broncopulmonar alérgica. En esta condición hay una respuesta alérgica e inflamatoria al moho.

Los síntomas pueden ser:

  • sibilancias severas,
  • tos
  • dificultad para respirar en caso de asma.

¿Cómo pueden los médicos diagnosticar la alergia al moho?

El médico considerará el historial médico completo del paciente y, si sospecha una alergia de este tipo, a menudo realizará pruebas cutáneas específicas para alérgenos o análisis de sangre de IgE.

Extractos de Se pueden usar diferentes tipos de hongos para rascar o picar la piel. Finalmente, el médico revisa el historial médico del paciente, los resultados de las pruebas cutáneas y el examen físico para diagnosticar la alergia.

Cómo prevenir una reacción alérgica al moho

No existe un remedio para la alergia al moho u otras alergias, por lo que la única forma de combatirla es la prevención.

Puede reducir los síntomas de la alergia simplemente evitando el contacto con sus esporas. En este sentido, existen varias formas de prevenir este tipo de problemas.

Reducir la exposición a las esporas de moho en el exterior.

Limite las actividades al aire libre cuando la cantidad de moho sea alta; esto reducirá la cantidad de esporas que puede inhalar y, en consecuencia, reducirá los síntomas relacionados.

Siempre use una máscara contra el polvo cuando corte, excave alrededor de plantas o coseche hojas en el jardín.

Reducir la exposición a las esporas de moho en el hogar.

Cuando use su aire acondicionado o aire acondicionado central, asegúrese de que estos sistemas estén equipados con un filtro de alergia certificado.

Este componente puede ayudar a atrapar las esporas de moho en toda la casa. Los purificadores de aire independientes también son útiles para este propósito, pero filtran el aire solo en un área limitada.

Evite los dispositivos que tratan el aire con calor, iones electrostáticos u ozono, ya que estos elementos podrían promover la humedad y por lo tanto la formación de esporas.

Cómo reducir los niveles de humedad en el hogar

Ningún filtro de aire ayudará a prevenir la alergia al moho si el ambiente interior es muy húmedo. Para mantener bajo control los niveles de humedad en su hogar, puede utilizar un higrómetro, un instrumento capaz de medir la humedad. El objetivo es mantenerlo siempre por debajo del 45%, aunque la humedad ideal en la casa no sea superior al 35%.

Si los niveles de humedad en su hogar están por encima del 50%, el moho inevitablemente prosperará. Si es así, puede usar un humidificador, que ayuda a que la habitación esté más seca.

Sin embargo, recuerde limpiar el depósito de líquido al menos dos veces por semana para evitar el crecimiento de moho. Los acondicionadores de aire y deshumidificadores también pueden ser una fuente de humedad.

Para evitar que se forme moho y hongos dentro de su hogar, preste mucha atención al moho en los baños, sótanos y áreas de lavandería. Sea agresivo para reducir la humedad.

Cambie los hábitos incorrectos para evitar la proliferación de moho

Duerma con las ventanas cerradas, para no permitir la entrada de moho desde el exterior: la concentración de esporas de moho en el aire tiende a ser mayor por la noche, cuando el clima es frío y húmedo.

Use uno máscara contra el polvo cubrirse la nariz y la boca para evitar el contacto con las esporas de moho si tiene que rastrillar hojas, cortar el césped o trabajar con fertilizantes orgánicos.

Evite salir al aire libre en ciertos momentos, como justo después de la lluvia, cuando el clima es brumoso o húmedo, o en días y horas en los que se espera humedad.

Tomar medidas para combatir el moho es muy importante, ya que puede representar un grave peligro, especialmente para los niños.

De hecho, en los más pequeños, además de desencadenar reacciones alérgicas, el moho también puede provocar problemas en la piel (como dermatitis) y problemas respiratorios.

También verifique que el moho en la casa no sea causado por la humedad ascendente: en este caso es necesario proceda con la inversión de polaridad, lo que evita que el agua subterránea suba a las paredes.

El dispositivo de polaridad inversa se llama el método antihumedad PROMUR y le permite eliminar permanentemente la humedad no solo de las paredes, sino de todo el edificio.

¡Contáctenos ahora para obtener más información y decirle adiós a su alergia al moho!